22.6.06

11. Corazón

Fiel a la constancia del cambio reajusta el ritmo de su palpitar expresando los movimientos inexplicables que se desatan en su interior. Con la dosis suficiente de tiempo se recupera de manera sorprendente de casi cualquier dolencia. De naturaleza dual, puede ser débil a la menor caricia, insensible al golpe más brutal, ciego ante la luz más resplandeciente y sordo ante su propia voz. Generador de calor, luz, frío y oscuridad... temerario, voluble, contradictorio, elástico, permeable,... qué cosa más rara y bonita, el corazón humano.

No hay comentarios.: