24.5.07

Demasiado breve para un buen cuento

"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí", cuento cortísimo de Augusto Monterroso, es una joya de 7 palabras, y no necesita más.

"For sale: baby shoes, never worn" de Hemingway, es su cuento más corto y celebrado. Como si fuera una fórmula infalible, los de la revista Wired convocaron a varios escritores -y hasta diseñadores gráficos- a que crearan cuentos de 6 palabras, y los decepcionantes resultados van desde titulares de noticias: "Three to Iraq. One came back." - Graeme Gibson, pasando por slogans publicitarios: "Don’t marry her. Buy a house" - Stephen R. Donaldson, hasta confesiones abiertas: "Please, this is everything, I swear" - Orson Scott Card.

Bien dijo Italo Calvino en sus Seis propuestas para el próximo milenio, (6 propuestas, no 6 palabras) que "todo lo que elegimos y apreciamos por ser leve no tarda en revelar su propio peso insostenible".
En esta vida donde lo bueno es demasiado corto para ser bueno, yo prefiero los cuentos generosos en palabras.

1 comentario:

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Buenos los cuentos generosos en palabras cuando ninguna sobra. Es tarea de maestros lograrlo. Porque si no se hiciera una poda constante nuestros cuentos tendrían como 10 veces más palabras de las que debieran. Usualmente a los míos siempre les sobran bastantes...

A mi me parece un arte esto de los micro cuentos porque en ellos más que en nigún otro lugar, la basura resalta de inmediato y echa a perder el resto. Los de Monterroso y Hemingway sugieren infinitas historias antes o después de esas pocas palabras. Los de Wired son poco sugerentes en su mayoría y parecen tratar de copiar la estructura del de Hemingway.

Vamos a hacer un intento a ver si se me ocurre algo aunque ni siquiera cuentos largos con cientos de palabras de sobra me han salido de un tiempo para acá.